Puruándiro, Michoacán.

Lugar de aguas termales.

Historia y tradición:

Puruándiro, uno de los centros de población que fueron creados por una civilización ajena al imperio purépecha aunque en el jardín central, hay una placa a Don Juan de Villaseñor y Orozco, a quien se le acredita la fundación de Puruándiro, de acuerdo a los registros históricos se dice que los primeros pobladores de esta región fueron “Los Tecos”, grupo chichimeca  que llegó del norte, de los ahora estados de Aguas Calientes y San Luis Potosí, la instalación de este grupo en la región ocasionó el descontento del imperio purépecha, que vivía sus días de gloria como el gran conquistador, al saber de la presencia de Los Tecos, organizó su ejército y se lanzó a la conquista del territorio ocupado, que terminó por anexarse al imperio purépecha. No obstante que fueron sometidos conservaron sus costumbres como “La Danza del Paloteo”, así como su vestimenta que portan los danzantes, sus bailes perfectamente sincronizados a un ritmo acelerado, simulando aquellos ejércitos que partían las nuevas conquistas, Puruándiro un pueblo religioso por tradición, inició su evangelización con el bautizo de un indio y cacique del lugar llamado Turín, que al ser bautizado tomó el nombre de Juan, que posteriormente se le llamó “Juan Turín”, en honor a ese personaje uno de los lugares más tradicionales de Puruándiro se le llama Juan Turín.

 

En el año de 1822 se desató una terrible epidemia de cólera morbo, diezmando enormemente a la población, viendo que ya era alarmante ver niños huérfanos de padre y madre orilló a las familias a pedirle al sacerdote les permitiera sacar en procesión la imagen de San Juan Bautista, para ver si cedía la imparable enfermedad que amenazaba con acabar con la población.

Sin pensarlo el sacerdote accedió y la imagen recorrió las calles en procesión y la gente no vio los resultados que esperaban.

No conformes con la esperanza de que el todo poderoso vendría a aliviar a la población de la peste que la azotaba, tomó un Cristo que encontraron abandonado y que no se le ofrecía ningún culto, lo sacaron a la calle en procesión y el milagro sucedió, con asombro los habitantes veían como se curaba poco a poco la gente y la fe empezó a desbordarse y empezaron a llamar “El Cristo del Señor de la Salud” como s ele conoce hasta la actualidad. La noticia se propagó de inmediato por toda la región del bajío, grandes caravanas de fieles empezaron a desfilar para conocer a la imagen tan milagrosa que había curado a tanta gente, estados como Guanajuato y Jalisco empezaron a pedir la imagen para sus comunidades, con el paso de los días fue congregando multitudes en los lugares donde se presentaba.

A su regreso a Puruándiro se le preparó un recibimiento apoteótico al salvador, que volvía a casa un primero de mayo y desde entonces se le festeja cada primer sábado del mes de mayo como el patrono del pueblo.

También se le festeja el 25 de mayo cuando Puruándiro fue sitiado por tropas de Inés Chávez, la devoción volvió a surgir y el milagro también, cuando las tropas revolucionarias, tocaron retirada sin que hubiera ningún disparo, desde entonces se instituyó la fiesta de la liberación.

 

Descripción del escudo.

En el cuartel izquierdo superior resalta la figura del primer fundador del convento de agustinianos, el Venerable Fr. Juan de Acosta, cuya virtud fue la caridad, tanto que era conocido con el nombre de “Juan el limosnero” y quien murió en Puruándiro en honor de santidad.

En el cuartes superior derecho, la efigie del primer catecúmeno a quien se le puso por nombre Turhípiti, (Juan el negro) y quien fue bautizado en el manantial ahora conocido como Juan Turio.

En el cuartes central la imagen de Don Juan de Villaseñor y Orozco fundador de Puruándiro en 1530.

En el cuartel inferior tres antorchas encendidas y representativas de las gestas de la independencia, la República y la Revolución Mexicana.

En rededor de los cuarteles se encuentra  una concha, símbolo del bautismo desde la fundación.

Tres casas indígenas recordando los tres barrios principales del antiguo Puruándiro que son: Geroche, Ojo Santo, Juan Turin.

En la parte superior n jeroglífico náhoa  define la etimología de la palabra purépecha del nombre de Puruándiro.

 

Lugares de interés.

  • La parroquia del Señor de la Salud.
  • El Templo de Los Ángeles.
  • El templo de la Higuerita.
  • Casa de Cristiandad, ubicada a un costado del Santuario de la Virgen de Guadalupe.
  • La casa de la Cultura ubicada en el centro de la ciudad.

Gastronomía.

Sin duda esta región está llena de tradiciones e historia, no podría faltar una gastronomía tan sabrosa como todos los platillos tradicionales de Michoacán,

Como son buñuelos acompañados del mexicanísimo atole blanco, los cuales podemos encontrar en el portal Hidalgo, por las noches, así mismo las corundas, tamales de ceniza o los uchepos, asi mismo encontrarás diferentes cenadurías para disfrutar las enchiladas, pozole, tostadas, tacos, patitas de cerdo en vinagre, y todos los antojitos mexicanos, lo importante es que visites nuestra ciudad para que puedas conocer todo lo que hay en ella.

Y  otra cosa que no se pude perder es probar el agua de jaripo o limilla, que se caracteriza por ser encontrada únicamente en esta región de la república, desde luego no podían faltar las suculentas carnitas, el delicioso pan y la tradicional fruta de horno, la famosa nieve y el rico menudo.